Rétate a ti mismo y no mueras en el intento

Retate a ti mismo

¿Cuántas veces nos hemos planteado un reto?, ¡¡mañana empiezo!!, ¿os suena?.

Poner de acuerdo a nuestros deseos, y nuestra decisión de hacer, no siempre es fácil, bueno, suele ser bastante complicado. En ocasiones lo que nos mueve a cambiar, es el dolor, no aguantar más una situación, ¿cuál es la razón por la que soportamos hasta el limite?. Generalmente la desmotivación, pensamientos que hemos hecho nuestros como “verdades” , y que sin ser conscientes, nos limitan, nos perjudican, pensar que no puedo alcanzarlo, que no me lo merezco, nos merma notablemente en nuestra energía, nos inmoviliza.

¿Qué tal si vamos paso a paso?, ¿ir acumulando pequeñas victorias?, ¿ y si nos hablamos con respeto?. Tal como decía Dante en “La Divina Comedia”;“Mantente siempre como una fuerte torre que no mueve jamás su parte más alta, aunque los vientos la azoten” , somos fuertes, poderosos, cuando sabemos lo que queremos, cuando nuestros retos nos aúpan hacia el SER que queremos SER.

Nuestros valores personales, lo que nos resulte prioritario ,y vivido desde la consciencia, nos llevará a retarnos, a movernos en la dirección que hemos decidido caminar, y ese camino es importante manejar algunas reglas.

  • Hablarnos en positivo, reformular desde el conocimiento de aquello “que no quiero”, en “lo que quiero”.
  • Ser realista, plantear los viajes a la luna en un 600 es un esfuerzo importante, quizás alcanzable, ¿realista?.
  • Con quién, cuándo, dónde, qué, cómo, en cuánto tiempo, es cuidar los detalles para hacer lo más completo posible nuestra definición del reto.
  • Formular siempre en presente, eso nos pone en marcha, los condicionales y los futuribles nos dejan colgados de una fina tela de araña.
  • Analizar que pude ocurrir en nuestro entorno ante la consecución de nuestro desafío, nos será útil.
  • Enfrentarnos a metas demasiado pequeñas, o de un volumen enorme, nos desmotivaran pronto.
  • Compartir nuestros objetivos con los seres que nos importan, hace que estos nos comprometan en mayor medida con nosotros mismos.

Y a todo esto, es importante agarrarse a una sentencia de Winston Churchill; “el éxito no es más que ir de error en error, pero con mucho entusiasmo”…

¡¡Entusiásmate, es el principio de un gran reto!!

Si te ha gustado, compártelo.

Eladio Gallego

Eladio Gallego

Hace 12 años, me estreno como Empresario, creando la Sociedad CLASS MF, acompañado en esta aventura por un buen amigo, empresa dedica a la fabricación Mecatrónica.